nave espacial

Étoile Filante

Etoile Filante
1956
scroll

EL LÍMITE ESTÁ

EN LAS ESTRELLAS

Tras la Segunda Guerra mundial, el diseño aeronáutico va viento en popa. Renault abraza totalmente esta tendencia. Por eso, decide experimentar e intenta adaptar tecnologías aeronáuticas al automóvil. Renault Etoile Filante es reflejo de esta época.

1956

espíritu

JET

Tras la guerra, Turboméca es una empresa francesa reconocida que se especializa en motores de turbina. Su director, De Szidlowski, está convencido de las posibilidades de esta técnica y desea presentarla al gran público. La idea es pedirle a Renault que utilice esta tecnología (¡fantástica estrategia de marketing!). Pierre Lefaucheux, entonces presidente de Renault, tiene algunas dudas, pero decide probar.

interior

UNA EXPERIENCIA

ALGO ALOCADA

Renault confía la fabricación de este coche experimental a 3 profesionales experimentados: Fernand Picard, director del proyecto, Albert Lory, creador de motores, y Jean Hébert, ingeniero y piloto. El resultado será Renault Etoile Filante, diseñado con una turbina de 270 CV y una carrocería de poliéster muy aerodinámica y ligera (el peso no debía sobrepasar 1000 kg para entrar en la categoría de récords a la que aspiraban).

Tocar el vehículo para comenzar a explorar
360°

archivos

ADIÓS,

TURBINA

Pese a los récords de velocidad, la turbina se adapta mal a las necesidades de los automóviles. Por eso, todos los fabricantes que se interesaron por ella, como Renault, terminaron por abandonarla.

características técnicas

TURBINA

TURBOMÉCA

TURMO DE 270 CV

  • producción

    dos

  • rendimiento y motorización

    turbina Turboméca Turmo De 270 CV

    unos 330 km/h

  • dimensiones
    longitud 4,84 m
    anchura 1,81 m
    altura 1,10 m
  • arquitectura

    monoplaza en estructura tubular

    carrocería de poliéster

    motor en posición central trasera

The Originals Store

¡UNA TIENDA PARA

LOS FANS DE RENAULT!

Tanto si eres fan de Renault como si te gustan los coches clásicos, aquí tienes lo que buscas.

herencia

DE VUELTA

AL LAGO

En 2016, Renault Etoile Filante conmemoró el 60 aniversario de sus récords con el regreso al lago salado de Bonneville. En la Speed Week, Nicolas Prost subió al volante del bólido, con un motor eléctrico (adiós a los tiempos de la turbina). La idea era celebrar el 60 aniversario del coche y de sus récords con bonitas imágenes de recuerdo, sin intentar un nuevo récord. En 2016 otro modelo sexagenario batirá récords: ¡Renault Dauphine!

explorar
The Originals